• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
944 451 576


​​​​​​​


La clasificación de las calderas


Una caldera es un conjunto formado por el cuerpo de caldera y el quemador destinado a transmitir al agua el calor liberado por la combustión. La directiva europea 92/42 CEE clasifica las calderas según la temperatura mínima de retorno con la que pueden trabajar y el rendimiento de generación.

- Caldera estándar: su temperatura media de funcionamiento debe limitarse a partir de su diseño.

- Caldera de baja temperatura: puede funcionar continuamente con temperaturas de retorno de 35 a 40°C, y en determinadas circunstancias puede producir condensación; se incluyen las calderas de condensación de combustibles líquidos.

- Caldera de gas de condensación: diseñada para poder condensar de manera permanente una parte importante de los vapores de agua contenidos en los gases de combustión.

El rendimiento de una caldera, atendiendo a la normativa, debe expresarse mediante dos valores: a plena carga (100%) y a carga parcial (30%); las calderas estándar (ST) a carga parcial proporcionan un rendimiento menor que a plena carga; las calderas de baja temperatura (BT) lo mantienen y las calderas de condensación proporcionan mejor rendimiento a carga parcial que a plena carga.

Las calderas pueden clasificarse de muy diversas formas, contacta con nosotros y recibe asesoría sin compromiso.