• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
944 451 576


​​​​​​​


Instalaciones centralizadas VS Instalaciones distribuidas

A la hora de instalar un sistema domótico encontrarás sistemas centralizados, descentralizados y distribuidos. Cada uno ofrece ciertas ventajas e inconvenientes que debes valorar a la hora de elegir el sistema domótico de tu casa.


Instalaciones centralizadas


Por un lado, tenemos las instalaciones centralizadas. En estas instalaciones encontrarás un controlador centralizado que se encarga de recibir la información de los sensores y enviarlo a una interfaz para realizar una actividad específica. Este sistema suele ser de fácil instalación y tienen un coste bastante reducido. Sin embargo, tiene dos desventajas: si falla el controlador central, falla todo el sistema y además conllevan mucho cableado.


Instalaciones descentralizadas


Las descentralizadas implican la existencia de más de un controlador, todos ellos interconectados mediante un BUS. En realidad, funcionan como un sistema centralizado. Entre sus ventajas destaca la posibilidad de rediseñar la red con facilidad y su reducido cableado.


Instalaciones distribuidas


En los sistemas distribuidos cada sensor o actuador funciona como un controlador que tiene la capacidad de actuar y enviar información por sí mismo, incluso de tomar decisiones en función de la información que recibe de otros controladores. La principal ventaja de este sistema es su seguridad y la posibilidad de rediseñar la red entera. El principal inconveniente, si quiere verse como tal, es que requiere una labor intensa de programación.