• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
944 451 576

Energía nuclear y cambio climático

En próximos años entrarán en vigor dos importantes retos destinados a mitigar el daño ocasionado por las emisiones de CO2 generadas por las actividades industriales, centrándose de forma especial en las que utilizan como fuentes combustibles fósiles.

Es este uno de los principales motivos que han hecho que el efecto invernadero aumente en los últimos años. Para que el calentamiento no aumente, será necesario controlar estas emisiones.
El reto se divide en dos partes, por un lado, será necesario incrementar el suministro eléctrico a un tipo de sociedad con desarrollo económico creciente, mientras se atenúa las emisiones de los gases que hacen que crezca el efecto invernadero.  

A estos efectos cobra sentido el uso de la energía nuclear ya que las emisiones contaminantes que lanza al medio ambiente son mínimas y además, produce grandes cantidades de energía para el futuro.
La Agencia Internacional de la Energía ha desarrollado un informe que supone un profundo estudio de las generadoras de energía eléctrica para saber qué es lo que se prevé hasta el año 2050. El objetivo se ha marcado que las emisiones de CO2 llegaría a su máximo exponente en 2020, pero se reduciría hasta en el 50% en el 2050, llegando a los datos registrados en 1990. Este informe señala que la energía nuclear crecería hasta alcanzar un protagonismo del 34% de la producción eléctrica a nivel mundial en el año 2050.