• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
944 451 576


​​​​​​​


Comportamiento energético de un edificio: Características

Desde el punto de vista energético, un edificio interactua constantemente con su entorno. No solo intercambia calor, lo cede y lo acumula según las condiciones exteriores. Algunas de las características que influyen sobre su comportamiento térmico y las condiciones de confort naturales que ofrece a sus usuarios son: Su forma, volumen, orientación, situación geográfica, distribución de espacioes, materiales constructivos utilizados, color de la fachada, tamaño de las aberturas  o tipo de aislamiento aplicado. 

Energéticamente hablando, dos edificioes proyectados y contruidos exactamente igual no se comportan de la misma forma. La implicación de las personas junto con la introducción de mejoras tecnológicas, son factores fundamentales en la estrategia de reducción del consumo de energía. 

Las necesidades de calefacción de un edificio dependen, en primer lugar, de las condiciones ambientales exteriores e interiores. Las pérdidas de calor se producen por trasnmisión a través de los cerramientos y por ventiación, y aumentan con  la diferencia entre la temperatura exterior e interior. 

Cuanto más aislamiento térmico disponga el edificio menos necesidades de calefacción necesitaremos. Las viviendas situadas en las plantas primera y última tienen mayores necesidades de calefacción, ya que presentan pérdidas por suelo y cubierta respectivamente. 

Si quieres hacernos alguna pregunta al respecto, en Bical Control Térmico tenemos todas las respuestas :)