• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
944 451 576


​​​​​​​


¿Conoces la importancia de purgar tus radiadores?


Purgar los radiadores de nuestra casa es una de las maneras más sencillas de ahorrar energía durante los meses de invierno. Tras los meses de calor es habitual que los radiadores acumulen aire en su sistema. Esto a la larga acabará provocando que la casa no se caliente de manera homogénea ni tenga la temperatura adecuada. Además, nuestra caldera tendrá que gastar más energía para poder llegar a los grados deseados.

¿Cómo deben purgarse los radiadores?

Si tienes un modelo que realiza la purga de los radiadores automáticamente, este expulsará el aire acumulado él mismo. Mientras que si tienes que realizar el purgado manual seguirás estos pasos:

Comienza por el radiador más cercado a la caldera y termina con aquellos que estén más alejados. Abre la llave termostática y pon un recipiente debajo para recolectar todo el agua que salga. Cuando el flujo del agua sea homogéneo, quiere decir que ya no queda aire en tus radiadores. Cierra de nuevo la llave termostática y cuando hayas terminado con todos asegúrate de que la presión de la caldera está entre 1 y 1,5 bares.

De este modo conseguirás mejorar el rendimiento de tu calefacción, caldera y reducir el consumo de energía.